Son las entidades que pueden hacer llegar estas practicas a sus comunidades, a partir de que está dentro sus objetivos propiciar la mejor empleabilidad posible de su gente.

Estas entidades serán las encargadas de supervisar, validar y extender la certificación profesional en las habilidades aplicadas a potenciar los conocimientos formales e informales que ya portan los participantes.